CURRÍCULUM VITAE ARQT. EDUARDO E. SAIEGH

 

Nací en Buenos Aires el 28 de enero de 1937.
Soy hijo de Aarón Saiegh y de Sara Abiad de Saiegh, con otros 5 hermanos.
Cursé estudios primarios en el College Français de Bs. As.
En 1950 ingrese en el Colegio Nacional de Buenos Aires cursándolo en 5 años, dando 6º año libre e ingresando a la Facultad de Arquitectura en 1955.
Me gradué como arquitecto en 1964 en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Bs. As.
Tengo 3 hijos y 11 nietos.

Miembro de la Sociedad Central de Arquitectos y del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo.
www.arq-eduardosaiegh.com.ar

Este currículum, además de la trayectoria profesional, que en detalle se describe en la pagina del Estudio de Arquitectura, refiere, además de la arquitectura, a otros campos de la realización y el desarrollo en áreas de lo empresarial, lo político, lo intelectual, que son de mi interés y que siempre me motivaron, por lo que a creatividad se refieren y que narro sintéticamente como 'trayectoria' de una vida, que aún tiene proyectos y realizaciones por llevar a cabo.

En 1950, Año del Libertador Gral. San Martín, ingresé al Colegio Nacional Bs. As, y terminé el bachillerato dando sexto año libre, lo que fue todo un desafío. El paso por sus aulas y los  profesores y compañeros que tuvimos, significo para mi, mas allá del orgullo de pertenecer a esa “cantera” histórica de creadores, intelectuales, científicos y prestigiosos profesionales, el poder aprender a incorporar en la tarea profesional un sistémico sentido de responsabilidad y de la búsqueda innovativa, en todo aquello  fuera el poder asimilar una amplia cultura y la motivación por la capacidad creativa.

En 1956 ingrese a la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo de la UBA, cursando toda la carrera en el taller del Arqt. Alfredo Casares, teniendo de ayudante de cátedra al Arqt. Eduardo Ellis.

En 1960, mientras cursaba las ultimas materias de mi carrera, ya casado y con un hijo, traje al país la idea de los carteles de acrílico, e instale la primera fábrica en su tipo para producirlos, EDISCAR S.R.L., teniendo inmediatamente como clientes a IKA, Pepsi Cola (al instalarse con sus “tapas-corona” de acrílico en el país), ESSO S.A. para sus primeros óvalos luminosos de acrílico, y varias empresas multinacionales más.

En 1962, a los 52 años falleció nuestro padre, a una edad prematura, lo que significó para toda la familia un golpe fuertísimo y para mí, además como hijo mayor y a los 25 años, la responsabilidad de conducir sus empresas y asumir mi rol como cabeza de familia. Pronto debería tomar una decisión: ser empresario o arquitecto. Para ser arquitecto, la decisión de ese momento era “ahora o nunca”, y para ser empresario tenía toda la vida por delante. Vendí mi fabrica de carteles de acrílicos, liquide actividades no vinculantes con mi profesión, me dedique a finalizar un edificio de oficinas de 5.000 m2 en Alsina esquina Cevallos que mi padre estaba construyendo, y me aboqué a terminar mi carrera porque sentí que ya me había “enamorado” de la arquitectura, amor por mi profesión que me acompaña toda la vida.

En 1964 me gradué de arquitecto, y constituí e instale mi Estudio de arquitectura con la denominación,-no habitual todavía-, “Arquitecto Eduardo E. Saiegh y Asociados”, cuyas obras, proyectos y realizaciones aparecen en la página web del Estudio.
Si tuviera que sintetizar el paradigma que desde entonces me propuse, diría: “máxima creatividad arquitectónica con la mayor eficiencia e innovación tecnológica”, como lo son muchas de las obras realizadas, con criterios “de avanzada” para su época.

Para la concepción y fundamentación de los proyectos que correspondían a una problemática social que me motivó desde siempre, inicié en esos años una serie de trabajos de Investigación y Desarrollo, en artículos, notas, publicaciones, congresos , organización de seminarios, etc., y que luego se detallan, particularmente en torno de lo que denomine Arquitectura Social, incluyendo el tema del Tiempo Libre, el ocio y la recreación, y también acerca del concepto que dimos en llamar una Arquitectura de Sistemas y la Industrialización de la Construcción.

Considere muy importante desde el inicio de la actividad profesional, la concepción y realización de lo que di en llamar una Arquitectura de Sistemas, siendo el Sistema VISA el primero en ser desarrollado , conjuntamente con el criterio de la Industrialización de la Construcción, a partir del hormigón en sus mas diversas aplicaciones, fundamentalmente para las viviendas industrializadas de carácter social.

Asimismo proyectamos y realizamos paneles integrales de cerramientos de fachadas, cuyo exponente más significativo es el Edificio PROA del año 1974.

Habiendo asumido el compromiso social que tiene el arquitecto con el hábitat humano, encaré el desarrollo de los Sistemas de Arquitectura Social que reflejan la inquietud en relación con la problemática de la vivienda y su equipamiento con la trama social, desde las mas humildes hasta las mas residenciales, y que constituyen una especialización del Estudio, como una disciplina en el campo profesional.

En 1970, respondiendo al deseo de continuar mi actividad empresarial en paralelo con la de la arquitectura, para poder desarrollar el criterio industrialista de la construcción y tener independencia para el desarrollo de las obras, constituí la empresa constructora SAICO S.A. de la cual fui su Presidente, la que llevó a cabo la realización de una cantidad muy importante de obras, particularmente las proyectadas por nuestro Estudio de arquitectura y la construcción de las viviendas industrializadas en nuestra fabrica, constituyéndose en la primera empresa especializada en centros recreativos para los sindicatos y en simultaneo con las construcciones industrializadas de edificios en altura en el pais.

En 1972, a los efectos de manejar los criterios desarrollistas e inmobiliarios de los emprendimientos, creé GUIMAR S.A. mi propia empresa de tal carácter, de las primeras en el país, y el nombre responde a la abreviatura de mis tres hijos , Guido, Martin y Marina S.A. ,  que llevó a cabo una serie importante  de emprendimientos de avanzada para su época, como el desarrollo inmobiliario “OPUS 11” , el edificio de Guido 1640, y Montevideo, de 20 dúplex con un modelo  tipo casa, con todos los servicios individuales independientes, y hasta con piscina de natación en la terraza.

Villanueva 1350 son dos torres de seis pisos de 600 m² cada uno con piscina propia, sauna, parrillero, bodega, y todo lo que puede tener una casa pero en la altura.

 

 

En 1973 adquiri en remate el terreno para desarrollar el Edificio Proa, nave insignia de lo que fue nuestro grupo empresario, para una semi-torre de oficinas que con la forma de una nave se ancló en las avenidas Alem y Córdoba y 25 Mayo y, cuando 25 Mayo todavía era el bajo fondo malévo, zona de  piringundines y bares cabarets, de mala fama. Pero enfrente se iba a desarrollar el futuro de BA en ese momento, Catalinas, constituyéndose desde entonces en un icono de la conexión norte – sur por Leandro Alem.
Además de las características del desarrollo tecnológico  prefabricado e innovador en cuanto a cierre de fachadas en altura que se describen en detalle en la página web del estudio, es importante destacar que habiendo pasado casi 40 años de su inauguración, su fachada coloreada con oxido de ferrete traido especialmente de Brasil, mantiene su color y textura inalterable, al igual que la estanqueidad que era el desafío de la época.

El Proa, inaugurado en diciembre de 1975, fue una obra de avanzada en Catalinas Norte junto con el Sheraton Hotel, el de la UIA y el Conurban.

 

En 1974 para concretar el desarrollo industrializado de la construcción, creamos el Sistema Visa de Viviendas Industrializadas, ideado y desarrollado por el Estudio E.E.S., y constituí para su realización la empresa VISA S.A. (Viviendas Industrializadas S. A.), llevando a cabo la instalación de la primera planta industrial en su tipo en la Argentina (en Paraná, Entre Ríos) con una capacidad de producción de 1.000 viviendas/ año.

Fueron realizados, con la intervención del Estudio y de Saico S.A., la construcción de más de 1.500 viviendas para el Programa de Vivienda Social FONAVI, en casi todas las provincias del litoral argentino.

En 1975, como integración y complementación de mi actividad empresarial,como instrumento de desarrollo de las mismas y en la idea de promover la inversiones productivas como un banco de negocios, como en Europa y en USA, constituí el Banco Latinoamericano de Inversión S.A., siendo su accionista mayoritario y ejerciendo el cargo de Vicepresidente Ejecutivo.

Su nacimiento, desarrollo  y el logro de sus objetivos, y como a pesar de todo, el banco me fue robado en plena dictadura, secuestro y torturas mediante,  es motivo de este portal.
Aquí se narran todos los pormenores de la siniestra maniobra del “juego de pinzas”, propia de gangsters sanguinarios del Joe Martinez de Hoz, Ale Reynal y los Chicago Boys usando a los para policiales como fuerza armada propia para todos sus latrocinios, y de cómo desde entonces vengo dando batalla legal para ser juzgados con todo el peso de la ley, a pesar de la Justicia , habra Verdad y Justicia

Durante el año 1976, formé y constituí la Fundación para la Integración Latinoamericana (FIL) donde ejercí como director de Investigación, Proyectos y Seminarios.

Desarrollamos una proficua tarea a través de seminarios, trabajos de investigación y la publicación -hasta 1980- de sus boletines mensuales sobre economía política.
Los objetivos y alcances de la FIL se explicitan en su página, pero es dable señalar lo anticipatorio y jugado que significaba ya en 1976 hablábamos y actuábamos en términos de geopolítica sobre la integración Latinoamericana, considerado algo casi subversivo para esos años de represión, muerte y barbarie.

En 1978, y en pleno Mundial de Fútbol, una de la más gratificantes tareas que me tocó vivir por esos años y que me dejó una satisfacción de por vida, fue la de haber producido y hecho posible el regreso a nuestro país, del gran creador y compositor del siglo XX que fue y será Astor Piazzolla y su nuevo quinteto, adquiriendo y reciclando -a tal efecto- el viejo Auditorio Kraft en la calle Florida, transformándolo en el Auditorio de Buenos Aires, para la actuación de Astor durante 5 meses, tal como se describe en las páginas de la FIL, y se narra en varias de las biografías del gran maestro.

El 31 de Octubre de 1980, tal como describo y denuncio en este portal, fui secuestrado por una comisión parapolicial, sin orden judicial, pero con la orden de Harguindeguy, para beneficiar a un amigo suyo “Paco” Capozzollo. Durante 7 días fui salvajemente torturado física y moralmente para que confiese delitos inexistentes en mi banco, a efectos de desapoderarme del mismo y mis demás bienes, y mientras esto ocurria Capozzollo consiguió mediante una coimision a los encargados del Credit Lyonnais, que venian a comprar mi banco, venderles el Tornquist, mientras yo estaba bajo la tortura.

Salvé mi vida milagrosamente, tal como lo describo en mi libro en el capítulo 7 Días, y decidí vender sí o sí, el Banco ya que aun era muy operable.
A pesar del "apriete", ya tenía tres compradores, entre ellos Price Waterhouse para un cliente del exterior, haciendo toda la auditoria, recomendando la operación e informando al BCRA que la misma se iba a llevar a cabo, al igual que el Grupo Alfredo Concepción también, interesados en firme.

Pero igual, el 15 de enero de 1980, y ante la necesidad política de perfeccionar la ilegal estatización de Austral Líneas Aéreas, cuyas acciones estaban caucionadas en el BLA como garantía crediticia, desde el BCRA consiguieron -mediante una extorsión ilegal- "apretarme" con la amenaza de que iban a meter preso a todo el Directorio, por lo que mediante dicha extorsión me obligaron a firmar una ilegítima autoliquidación del Banco, para no poner en peligro la vida y el honor de los hombres de bien que me acompañaban en el emprendimiento.

A partir de ese momento y hasta hoy di batalla judicial y legal en todos los frentes, con varios dictámenes favorables del Ministerio de Economía y de la Procuración del Tesoro, los que figuran en este portal, todos reconociendo el delito del Estado y la necesidad de su debida reparación, hasta que en 1999 el entonces juez Baltasar Garzón, ante una denuncia formal de la DAIA, declaró mi caso como de Terrorismo de Estado.

Recién en el 2004 logré que el Estado Nacional hiciera lo propio con un dictamen de la Secretaría de Derechos Humanos, del Ministerio de Justicia, reconociendo y asumiendo que fue y es un caso de Terrorismo de Estado agravado por mi condición de judío, y en el que sigo luchando por la reparación moral y material, también ya reconocidas y asumidas por el Estado Nacional.

Esta siniestra historia que me tocó vivir, está narrada con todos sus detalles y testimonios en el libro que escribí, "Justicia, Justicia… Justicia Perseguirás", y cuya versión preliminar previa a su publicación figura en este portal.

Como síntesis de la injusticia y la impunidad puedo decir que nunca tuve una causa penal en mi contra. Por el contrario, logré el procesamiento de varios Jefes civiles de la dictadura, cuyos "guantes blancos" también están salpicados de sangre; al Banco no lograron decretarle la quiebra luego de más de 25 años, y -por el contrario- además que por el elemental principio jurídico de "La Teoría de los propios actos”, el Estado Nacional a través de la Secretaria de DDHH ya ha hecho reconocimiento de culpabilidad del Estado Terrorista al presentarse en el 2011 ante la Justicia como co-querellante en las denuncias penales a los Jefes civiles de la dictadura, y acompañándonos en todas las causas.

Desde 1983 a 1986 fui Jefe de Asesores de la Presidencia de la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados y de la Cámara de Senadores de la Nación.

En tal carácter fui autor del proyecto de Ley sobre la creación del Sistema Nacional de Urbanismo y Vivienda "SINURVI" y del Sistema Financiero Habitacional presentado en el H. Congreso de La Nación en Junio de 1984.

Durante los años 1989 y 1990 fui designado asesor del ex ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Domingo Felipe Cavallo.

Dado los estudios, investigaciones y trabajos desarrollados y publicados acerca de tan sensible tema para el país como es el de la deuda externa, fui nombrado Embajador Extraordinario y Plenipotenciario para la Negociación de la Deuda Externa, como Delegado y en representación de la Cancillería por Decreto Nº 707 del 08/09/89 del Poder Ejecutivo Nacional, cargo desempeñado hasta finales del 90 cuando me retiro de esa misión por discrepar con la política y el manejo arbitrario de la cosa pública, tanto del Ministro como del entonces Presidente y decido producir un cambio en la orientación de mi profesión, relanzando mi Estudio con nuevos objetivos para el mismo.

En 1991, habiéndose reactivado la construcción, prácticamente paralizada durante la década del ´80, reformulé la actividad del Estudio, incorporando nuevos criterios y el desarrollo de nuevos conceptos relacionados con la arquitectura, tal como es la Propiedad Participada, como figura jurídico social superadora a la de la propiedad horizontal.

A tal efecto constituí la Consultora para la Propiedad Privada Participada S.A. (C.P.P.P.), asociándonos con la consultora más importante en dicho tema en los Estados Unidos, la ESOP Inc. (Employee´s Ownership Programs) presidida por Ronald Gilbert, especialista mundialmente reconocido en el tema de la venta de parte las acciones de las empresas -sean públicas o privadas- a los trabajadores de las mismas, tal como establece la ley 23.696.
Cuando se privatizaron las empresas públicas, tuvimos a nuestro cargo la venta de las acciones al personal de las PPP para Aerolíneas Argentinas y Austral, Gas del Estado, Obras Sanitarias de la Nación, ENTEL, Tandanor y varias empresas más.

También, desde 1991, pusimos en práctica otro concepto desarrollado hasta ese momento: el Indice de Bienestar Humano (IBH), conjuntamente con el Programa de Naciones Unidas para el desarrollo -PNUD-, como criterio vinculante entre la arquitectura de sistemas y la arquitectura social, iniciando una serie de seminarios con USIS, Servicio Informativo y Cultural de la Embajada de USA en Buenos Aires, conjuntamente con nuestro Estudio de arquitectura y la FIL -Fundación para la Integración Latinoamericana-, tal como se detallan en su página web, siendo uno de los principales “Antidiscriminación, Condición Necesaria para una Economía Democrática”, a lo largo de varios seminarios anuales. Haga click aquí para acceder a la presentación de las distintas realizaciones de la FIL.

En 1992, y con este nuevo enfoque de la tarea del Estudio, aplicamos los conceptos de Propiedad Participada y de Bienestar Humano al desarrollo de varios proyectos, como los proyectos de la Asociación Judicial Argentina (Ciudad Judicial en Puerto Madero), Nuevas Comunidades Integradas de Participación y el Proyecto Vida.

En 1996, la Agregaduría Comercial de la Embajada de Estados Unidos nos encomendó la realización del Pabellón de la Tecnología Norteamericana para la Construcción en Fematec´96, realizándolo y llevándolo a cabo conjuntamente con la FIL, con el desarrollo del Seminario “Tecnología, Hábitat y Bienestar”.

En los últimos años, prosiguiendo con el criterio de la Arquitectura de Sistemas, comenzamos el desarrollo del Sistema Moebius, desarrollado a partir del 2000 que con un criterio de arquitectura espacial móvil, integra el proceso constructivo de la industrialización en acero, con la posibilidad de movilizar módulos del espacio aplicando principios de la topología matemática, de modo tal de ubicar coordenadas en el espacio estructural, con contenidos físicos y/o humanos, dentro del propio espacio, para poder ocuparlo a éste casi en su totalidad para lo cual los movimientos son sincronizados en sus 5 dimensiones mediante sistemas y programas especiales de computación y robotización.

El Sistema AutoPark, de estacionamientos automatizados y robotizados, es el primer subsistema operativo funcional del Sistema Moebius, y es totalmente innovativo en su tipo a nivel mundial.
Fue creado y desarrollado para atender una problemática muy importante de la planificación y necesidades urbanas en las grandes ciudades, como es el del estacionamiento de los vehículos particulares.
Requiere la mitad de superficie cubierta que los estacionamientos tradicionales, y brinda condiciones de seguridad total, tanto para el vehículo y sus pertenencias, como para el edificio.
También, comparativamente, ofrece menores costos de construcción e instalación que los convencionales, y mayores ventajas económicas para su explotación comercial.

 

OBRAS Y PROYECTOS DE LOS ULTIMOS AÑOS

- Edificio de oficinas La Nave

- La Nave Lofts Residence Hotel

- Sistema Autopark. Su desarrollo industrial.

Primer Seminario Internacional de Estructuras de Acero Presentación del Sistema Industrializado Autopark de Estacionamientos Robotizados.

Propuesta de Renovación y Recuperación Urbana. de Avs del Libertador, L. N Alem, Paseo Colón y Almirante Brown

Éstas y las principales obras realizadas en más de 45 años de ejercicio profesional independiente se pueden consultar en la página web del Estudio, www.arq-eduardosaiegh.com.ar.

Artículos y notas especializadas referidas a la investigación aplicada a la construcción y obras publicadas, comparten y complementan la tarea profesional en la página web del Estudio y de la FIL, donde se alojan todos los documentos elaborados

 

ENSAYOS Y ESCRITOS REALIZADOS

Poemas prosados desde la arquitectura acerca del proceso de “Autoconstrucción del Ser Humano”, donde la alquimia, como metáfora de transformación, se emparenta con lo constructivo, y de cómo los criterios estructurantes de la arquitectura y la ingeniería le permiten a la persona aquello de  Ser el arquitecto de su propio destino”.

Asimismo, el tema vincula con el “sentido” de la vida, de su itinerario y la travesía acerca del inicio y del fin de la vida, como un proceso que se podría caracterizar metafóricamente con el concepto: “Del agujero vienes y al agujero vuelve”.

En tal sentido, el Sistema Moebius, con su concepción a partir de utilizar el espacio libre o agujero, caracteriza y materializa el desarrollo del mismo, tal como se explicita en su memoria.

 



Noticias Relacionadas