CARTA DE ACCIONISTAS DE MAKIN AVALAN ANTE MARTINEZ DE HOZ EVENTUALES OBLIGACIONES IMPAGAS DE AUSTRAL Y ESCONDEN SER GARANTES DE UN PRESTAMO

A continuación presentamos la carta de los accionistas de MAKIN S.A., la empresa controlante de la compañía Austral Líneas Aéreas, al entonces ministro de Economía de la dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz en la que ocultan ser garantes de un préstamo realizado por el Banco Latinoamericano.

Mientras se negociaba la posible venta del Banco Latinoamericano de Inversión al Crédit Lyonnais, el 16 de septiembre de 1980 los accionistas de Austral Líneas Aéreas, encabezados por William Reynal -primo de Alejandro Reynal, vicepresidente del BCRA- enviaron una carta al ministro de Economía de la dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz, en la que ofrecían que el Estado se hiciera cargo de la empresa aérea, de sus acciones y de sus deudas.

En un tiempo inusitadamente acelerado, tan sólo 48 horas, el 10 de septiembre de 1980, y luego el 16 de septiembre del mismo año, a través del Decreto 1922 el PEN aceptó el traspaso de Austral al Estado y, de este modo, de ser su principal acreedor se convirtió en el principal deudor de las obligaciones que -por más de U$S 250 millones- había dejado en esa empresa la administración de William Reynal.

Ese mismo día, los principales accionistas de Austral, vale la pena leer con detenimiento los ilustres apellidos de estos terratenientes patagónicos para entender los intereses que estaban en juego, quienes fueron los que reconocieron expresamente -en una carta dirigida al ministro Martínez de Hoz- que el BLA era el único acreedor privado de la compañía aérea.

En esa carta detallaron los montos adeudados al BLA por más de U$S 7 Millones y sus accionistas se comprometieron, en el caso en que Austral no cancelase esos créditos, a hacerse cargo del reembolso de esas sumas a la entidad crediticia.

Resulta sugerente detenerse en el tramo final de la carta, donde junto al detalle de los accionistas de Austral se consigna el último crédito concedido a largo plazo, con vencimiento el 4 de septiembre de 1983.

En efecto, no figura allí el dato que corresponde a la garantía, dado que la carta fue corregida y en la columna en la que pueden leerse las Garantías, aparece una raya o guión como si no existiese garantía por el préstamo. Sin embargo, ese crédito había sido garantizado con las acciones de Makin S.A. empresa controlante de Austral, a diferencia de los restantes préstamos incluidos en el mismo informe, cuyas garantías quedaron todas consignadas como “facturas de Austral”.

De modo que a Martínez de Hoz le enviaron directamente la carta sin el dato de la garantía de caución de acciones para ese crédito a largo plazo y el ministro la aceptó sin ese dato.

El jefe civil de la dictadura (tal como denominara el secretario de DDHH a Martínez de Hoz) sabía que las acciones estaban en el BLA y que había que liquidarlo para poder estatizar la compañía aérea.



Noticias Relacionadas